¿Quien irá al cielo?

“Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionara  hasta el día de Jesucristo”. Filipenses 1:6


¿A quién no le gustaría  saber si va al cielo o no?, si en un auditorio se preguntara ¿Quien quiere ir al cielo?  Todos levantarían la mano, y si se preguntara ¿Quienes están seguros de que van al cielo? Tal vez no todos levantarían la mano.

La Biblia el libro maravilloso de Dios nos da esa respuesta en el salmo 15:1  el rey David le pregunta al señor, “Jehová, ¿Quien habitara en tu tabernáculo?,  ¿Quién morara en tu monte santo? Interesante pregunta verdad ¿Quiere saber la respuesta? Entonces leamos  el salmo 15.

Pero antes de que lo leas necesitamos entender algo, Dios no nos pide algo que él no pueda hacer en nosotros, el todo lo puede y para el nada es imposible. En Ezequiel 36:25, 26,27 dice “Esparciré sobre vosotros agua limpia y seréis purificados de todas vuestras impurezas, y de todos vuestros ídolos os limpiare.

Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitare de vosotros el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Pondré dentro de vosotros mi espíritu, y hare que andéis en mis estatutos y que guardéis mis preceptos y los pongáis por obra”. Por eso cada día debes de buscar al Señor en oración y en el estudio de la biblia, debes de hacer del Señor tu mejor amigo, y mientras  caminas con el Señor, el  te hará idóneo para entrar  al reino de los cielos.

Ahora si leamos el salmo 15:1-5

“Jehová, ¿Quien habitara en tu tabernáculo?,  ¿Quién morara en tu monte santo?, el que anda en integridad y hace justicia; el que habla verdad en su corazón; el que no calumnia con su lengua ni hace mal a su prójimo ni admite reproche alguno contra su vecino; aquel a cuyos ojos el indigno es menospreciado, pero honra a los que temen a Jehová; el que aun jurando en perjuicio propio, no por eso cambia; quien su dinero no dio a usura ni contra el inocente admitió soborno. El que hace estas cosas no resbalara jamás”.

Recuerda que el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionara hasta el día de Jesucristo. Filipense 1:6

Por:

Wolfgang Pantoja
@wolfgdavid

Previous articlePrimero lo primero
Next articleDios con nosotros

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Discover

Sponsor

Latest

La parábola del caballo

Un campesino que enfrentaba muchas dificultades poseía algunos caballos que lo ayudaban en los trabajos de su pequeña hacienda. Un día, su capataz le...

De sapo en sapo

Ama a Dios y luego a mi Desde que somos niñas nos leen historias donde besar un sapo es la solución a nuestros problemas, puesto...

Consciente

Para José cada vez que se acercaba a un perro comenzaba el estornudo y la alergia, no podía ver un animal como este porque...

La cocina de todos

Cocina de todos: Cuando emigras en pocas ocasiones tienes las comodidades que te gustaría tener, pero aprendes a desenvolverte con lo que tienes y...

¿Pones excusas para todo? Las excusas no te dejan PROSPERAR, elimínalas de tu vida

excusas //pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js (adsbygoogle = window.adsbygoogle || ).push({}); ¿Eres de las personas que para todo ponen excusas? Soy muy malo, nunca puedo, no tengo tiempo, ahora...