Reflexion

La cocina de todos

cocina

Cocina de todos: Cuando emigras en pocas ocasiones tienes las comodidades que te gustaría tener, pero aprendes a desenvolverte con lo que tienes y darle prioridad a lo necesario, una cocina es algo indispensable en otro país, te ahorras dinero y puedes comer lo que desees solo tienes que levantarte y preparar.

En el caso de Fabiola me contaba que el dinero no le alcanzaba y que en ocasiones solo tenía para cubrir la renta y algunos alimentos, sin embargo, estaba sorprendida de las bendiciones de Dios en su vida, por recomendación de una amiga conoció a unos señores cristianos, los cuales la ayudaron muchísimo, hasta el punto de regalarle ropa adecuada al lugar donde estaba viviendo.

Aquí la cocina es de todos

cocinaEn una ocasión los señores la llaman y le ofrecen alquilarle un cuarto a la mitad del costo que estaba pagando, más céntrico en la parte de arriba de la casa de ellos, al llegar ella estaba emocionada, se sentía mas segura en ese lugar y el dinero le podía alcanzar, esa primera noche en el lugar la invitan a cenar y al terminar le dan la llave de su casa y le dicen: Aquí la cocina es de todos, pasa cuando quieras usar la cocina.

La verdad esto le sucede con frecuencia a diferentes emigrantes, donde personas sin esperar nada a cambio les ayudan, sin embargo, abrir las puertas de tu casa puede ser una tarea difícil, pero esta familia me sorprendió porque mostró su amor desde lo que tienen para ayudar al que lo necesita.

Muchas veces tenemos miedo para compartir, creemos que las personas vendrán a abusar o a criticar, déjenme decirles un dicho muy escuchado: El que da siempre tiene, no quiere decir que el que no da no, pero si nos insta a compartir, muchas personas están pasando situaciones difíciles, hasta es posible que sientan que Dios los ha abandonado, esa persona en un momento dado podrías ser tú, ¿no te gustaría recibir la ayuda sin condición de alguien?

Aprende del otro y se agradecido con lo que el otro pueda ofrecer, sin embargo, no se te olvide que en algún momento serás tu quien al que le toque dar, no tengas miedo en dar te dice la palabra de Dios en 2 Corintios 9:7 “Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da alegría”.

Psic Simonè Armella

@soysimotiva

Comment here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Menu