De la ANGUSTIA a la fe, y de la fe al AMOR

¿Dónde está depositada tu confianza?

Cuenta una pequeña historia, que un avión lleno de pasajeros comenzaba un vuelo largo a Europa. En el transcurso del vuelo la azafata observa que entre los pasajeros hay un niño tranquilo sentado en su asiento. Luego de pasar unos pocos minutos de viaje, el avión empezó a tener turbulencia y los pasajeros empezaron a sentir miedo y angustia. Por otra parte, los trabajadores de la aerolínea buscaban la manera de tranquilizarlos.

Seguidamente, la azafata comenzó a buscar con la mirada al niño que estaba tranquilo sentado solo en su asiento. Lo sorprendente es que el niño seguía sentado en completa tranquilidad. Luego de pasada la situación, la trabajadora con intriga se le acercó al niño y con asombro le preguntó: Niño, ¿acaso no sentiste temor o miedo por lo que acaba de ocurrir? Y el niño le respondió – no. Luego ella replicó: ¿cómo puedes no sentir miedo, si desde el más chico hasta el más adulto, se asustó por lo que pasó? El niño con una sonrisa en el rostro, respondió: estoy tranquilo, porque el piloto de este avión, es mi PAPÁ.


Tan simple, como la respuesta de este niño. Su confianza estaba en su padre, él no necesitaba saber de los algoritmos del avión, no necesitaba saber del clima, si estaba lloviendo o estaba despejado. La única información que necesitaba era que su papá estaba al mando del avión.

Todos sentimos miedo


Muchos de nosotros tenemos miedos, ansias, angustias, entre otras cosas similares. Y La pregunta que nos deberíamos hacer es; ¿En dónde está nuestra confianza? ¿En algo como dinero? ¿Bienes? ¿Alguna persona en concreto? O ¿trabajo?.

Lamentablemente existen personas que tienen exageradamente dinero, bienes, etc. Y aún así sienten angustia y mucho miedo, hasta llegan al punto de sentir depresión; y creen que lo que están padeciendo es algo muy trivial que prefieren guardárselo.


Por eso haciendo un paralelismo con mi vida personal, como toda persona he tenido altos y bajos, días buenos y días no tan buenos; pero todo ha ayudado para llegar al punto donde estoy ahora.

Luego de las pérdidas físicas de varias personas importantes en mi vida, comencé a sentir ese miedo que te arropa, ver la vida y no comprender nada, sintiendo que tenía más preguntas que respuestas, deseando ir a un lugar, que si fuese posible, pudiera estar solo; poder conseguir esa respuesta que buscaba.

En depresión y al ser una persona muy introvertida, yo me hundía más y más en la desesperación. Y aunque participaba en una iglesia y delante de las personas sonreía, me faltaba ese plus, me faltaba encontrar esa confianza.


Fortalece tu FE

Y fue allí, en medio de la angustia que pude construir mi fe, gracias a esta lectura del Salmos 40:12-18; leerlo para mi fue como renovar mis fuerzas, comprendí que soy minúsculo en este mundo tan extenso, y aún así soy especial para el ser superior de todo el universo; allí fue donde encontré el amor. Y aunque pueda tener temor por mi condición humana, siempre recordaré dónde está mi confianza.

Para finalizar, quisiera compartir otra ilustración para que comprendas que a pesar de la dificultad y temor, Dios está obrando en tu vida. En una ciudad estaban buscando premiar una pintura que representara La Paz, de muchos artistas; eligieron tres. Los artistas comenzaron la faena, de los tres hubo uno que pensaba en ¿cómo podría presentar su dibujo? Le llegó una idea y comenzó. 

Los jueces miraron el primer cuadro, para él, la paz estaba representada en un paisaje tranquilo lejos de la ciudad, el segundo dibujó un bebé durmiendo en los brazos del papá, pero luego todos quedaron extrañados cuando vieron el cuadro del tercero.

La Enseñanza de la Paz


Luego con autoridad habló uno de los jueces y le preguntó al artista. ¿Cómo se podía ver La Paz reflejada en ese cuadro?. En el cuadro se notaba una cascada donde tanto animales como aves. Tenían su parte para ayudar al “ruido” de la cascada. El autor le dijo: observe con más detalle el cuadro, y al agudizar la vista vio que en una rama del único árbol que estaba al lado de la cascada. Se presenciaba un nido casi cayéndose y con una pequeña ave durmiendo con tranquilidad; al ver eso el juez decidió dar al último cuadro el premio de ganador.


¿Cuál es la enseñanza de esto? La Paz siempre está a disposición nuestra. La confianza en el Creador del Universo nos convertirá en ese pajarito, para dormir tranquilos en medio de la angustia.


¿Y tú, en qué basas tu confianza?

Te invitamos a que te suscribas a nuestra página web, y así cada vez que publiquemos puedas disfrutar de todo el contenido positivo y alentador que tenemos preparado para ti.

Suscríbete

* Campo requerido
Samir Mendozahttp://radioviene.com
Apasionado por el fútbol... apasionado por la música y bendecido por el Dios que hace posible todo..

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Post

¡No pierdas el tiempo! 10 CONSEJOS PARA ACTUAR Y NO QUEDARNOS EN EL INTENTO.

¿Qué estamos esperando para dar ese gran paso? ¿En qué estamos gastando el tiempo? Tiempo que debemos invertir en alcanzar nuestras metas,...

¿Mediocres por decisión o por miedo?

Cierto día, por medio de uno de los tan comunes grupos de redes sociales, saltó el tema de la política. Esto porque...

¿Evolucionista o Creacionista?

Vivimos los momentos más interesantes de la historia de este mundo. En todos los lugares y rincones del planeta, se puede ver...

El Rumor de 38 años que Jesús acabó

¿Y tú? ¿Oíste el Rumor? En Jerusalén había un rumor que tenía muchos años y había trascendido de...

¿Por qué nos da MIEDO arriesgarnos?

Miedo a salir de la zona de confort A veces hablando con mi hermana, familia y amigos sobre...