Deja de PENSARLO y comienza a HACERLO

Todo es incierto

Posiblemente para este año tenías muchos planes. Y luego llegó el momento de quedarte en casa y al principio te frustraste. Pero luego intentaste sacarle el lado positivo a la situación y empezaste a ver lo que querías hacer y a planificar como hacerlo teniendo tiempo en casa.

Han pasado algunos meses en los que hemos estado guardaditos en casa, y tal vez nada pasó… ¿cómo que nada pasó?, me refiero a los cambios que tanto querías ver y hacer en tu vida.

Luego de este tiempo hemos notado que no habíamos hecho ciertas cosas, no por falta de tiempo, o por estar trabajando fuera de casa, sino por no habernos propuesto disciplinadamente a hacerlo.

A veces tenemos miedo al cambio, pero… ¿no deberíamos tener más miedo a quedarnos igual?

Así mismo, la costumbre nos envuelve, la mal llamada “zona de confort” nos arropa y nos entretiene, y siempre busca la forma de hacer que permanezcamos igual. Y claro que mal llamada, porque no es ningún CONFORT, en realidad no te gusta, quisieras hacer algo más, tal vez hasta te quejas de ella, o peor, hasta te conformas; simplemente ¡no es lo que deseas!, tu situación actual es de transición, es solo un “paso” en medio del camino hacia lo que quieres lograr, lo que pasa es que ese “paso” como que está durando mucho.

¿Por donde empezar?

Nos hemos llenado tanto de teoría, que a veces no sabemos cómo arrancar. Aquí te dejo unos pasos sencillos:

1.- Escribe en papel físicamente lo que deseas alcanzar.

2.- Traza el plan para hacerlo posible. Evalúa los procesos y ponle fecha real, es decir, un plazo de tiempo realizable. No pretendas tener resultados de hoy para mañana, tienes que trabajar tu mente y ACEPTAR que los procesos de cambio llevan TIEMPO.

3.- Planifica cada paso, si es muy complejo, divídelo por etapas, pero haz tu guía.

Y aquí lo que quizás no nos dicen o no consideramos…

4.- Identifica qué cosas pueden DISTRAERTE de ese plan, llámese actividad o persona.

5.- Analiza cómo evitar esas personas o situaciones. Si eres consciente de lo que te aleja de tus objetivos, tendrás mayor fuerza de voluntad para alejarte o rechazar todo lo que te obstaculice el proceso, así estarás ALERTA cuando se presenten y sabrás como hacerle frente.

6.- EMPIEZA, si, así de simple y así de rápido, ¡EMPIEZA YA!

No el próximo lunes, o cuando se acabe la pandemia, o cuando ya no usemos mascarillas, o cuando te salga ese nuevo trabajo, o cuando te paguen ese dinero que te deben, o cuando estés motivado y de mejor ánimo, o cualquier excusa que siempre uses… El tiempo es AHORA, del mañana no se sabe, y este año ha sido un ejemplo claro de eso.

7.- Disfruta el proceso, no te martirices, no te critiques, no te quejes, ¡disfrútalo!

8.- Premia cada avance, ¡felicítate!… En vez de enfocarte en lo que aun no has logrado, concéntrate en que ya estás mas cerca. Tienes el plan, tienes fecha, sabes por dónde empezar, arrancaste… Ya, eso es un avance, y debes enviarle a tu cerebro las señales adecuadas para que procese que es lo más importante para ti, “los avances”.

Comienza a hacerlo realidad

Es por ello, que alguien que está enfocado en resultados positivos está destinado a tener éxito. Cuándo hace la pregunta apropiada, obtiene la respuesta apropiada. Si no le gustan las respuestas que está obteniendo, tal vez necesita formular preguntas diferentes. (John Fuhrman)

Sea lo que sea que desees, tan solo imagina que ya lo tienes. Puede que no lo obtengas inmediatamente, pero cuando empiezas a crearlo en tu mente, ya empiezas a acercarte a eso.

¡Ya Basta!

Déjate de decir que lo vas a hacer y no empiezas.

No más postergar lo que realmente deseas.

Deja de auto sabotearte y resolver primero lo de todos los demás.

Por esto mismo, es tan simple como empezar. Hoy un amigo me dijo: “realmente sabemos lo que tenemos que hacer pero decidimos no hacerlo”. Nuestro falso sentido de seguridad nos dice que aún tenemos tiempo, que mejor mañana, que quizás no es ni buena idea, que los demás logran sus metas porque tienen suerte, que lo nuestro es solo un deseo inalcanzable, entre muchísimas cosas más que usamos de excusas.

Hoy te digo que te replantees lo que dice Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”

¡Dios es la clave!

Pablo reconocía a Cristo como la fuente de todo su poder, por lo tanto no hay aquí vestigio alguno de jactancia. Todo lo que necesitaba hacerse podía ser hecho mediante la fuerza dada por Cristo. Cuando se siguen fielmente las órdenes divinas, el Señor se hace responsable del éxito de la obra que el cristiano haya emprendido. En Cristo hay fortaleza para cumplir el deber, poder para resistir la tentación, fortaleza para soportar la aflicción y paciencia para sufrir sin quejarse. En él hay gracia para el crecimiento diario, valor para librar muchas batallas y energía para rendir un servicio consagrado.

¿Ahora cuál será tu excusa?, deja de darle tantas vueltas, no hay un mejor momento para empezar que el hoy y el ahora, las condiciones nunca estarán perfectamente alineadas…. ¿Qué tal si empiezas y vas adecuando los detalles sobre la marcha?

¿Qué tal si lo que Dios está esperando es que empieces, que des el paso de fe?, cada día puedes hacer algo que te acerque a tus metas o que te aleje, en ti está la decisión.

Solo supón que empiezas, te va bien y logras hacerlo.

Imagina que una vez que empieces todo lo demás se va alineando.

Solo piensa que te enfocas en lo que quieres y todo lo demás se sincroniza a tu favor.

Solo crea…

Da el primer paso y ¡Empieza!

Para finalizar, haz tu lista de lo que te gustaría tener o hacer, y aplica para todo, emprendimiento, formar hábitos y lo espiritual también; siga los pasos de arriba y solo tienes que ir midiendo tu crecimiento.

Eres imagen y semejanza de Dios… Si crees que él es poderoso, si te maravillas con todo lo que ha creado y todo lo que sabe, entonces empieza a imaginar ¿a dónde podrás llegar con la determinación y el plan adecuado junto a él?

Es el momento… ¡Deja de Pensarlo y comienza a HACERLO!

Te invitamos a que te suscribas a nuestra página web, y así cada vez que publiquemos puedas disfrutar de todo el contenido positivo y alentador que tenemos preparado para ti.

Suscríbete

* Campo requerido
Liseth Valenciahttp://www.emdesfoundation.org
Mujer feliz! Directora Académica, Innovación y Emprendimiento Social en @emdesfoundation Tu vida es lo que DECIDES que sea, El mejor recurso eres tú! www.emdesfoundation.org

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos Post

Es necesario HACER para Ser lo que quieres Ser

Aprender a Ser exitoso depende de ti Somos seres cambiantes, vivimos en constante movimiento, a veces pensamos “pero...

Deja de PENSARLO y comienza a HACERLO

Todo es incierto Posiblemente para este año tenías muchos planes. Y luego llegó el momento de quedarte en...

TÚ eres tú y ese es TU poder.

Soy del tipo de persona que cuando se duerme; cae rendida y puede hablar, abrir los ojos, sentarse y responder. Todo esto...

No te rodees de GENTE NEGATIVA

Hablemos de las personas negativas ¿Te has fijado que las personas que son exitosas no se rodean...

Para ENCONTRAR algo debes ENCONTRARTE

¡Sé tú primer jefe!    Cuando inicias la búsqueda de nuevas cosas para nuestra vida es vital hacer...