¿Pones excusas para todo? Las excusas no te dejan PROSPERAR, elimínalas de tu vida

excusaslas excusas



¿Eres de las personas que para todo ponen excusas? Soy muy malo, nunca puedo, no tengo tiempo, ahora siento que no es el momento, voy hacer esto, el trafico, mis hijos, no se hablar el idioma, no creo que tenga esos conocimientos, necesito esto, necesito aquello, y ponemos un sin fin de excusas y nunca hacemos nada.

¿Te has preguntado si otros pueden porque tu no?

no pongas excusas

 


¿Prefieres ver el video sobre cómo vender más? Entonces a continuación podrás hacerlo.

Suscríbete a  mi canal de Youtube donde podrás ver muchos más videos más sobre como el fracaso te hará triunfar, unas veces se gana y otras veces se aprende, y muchos temas más que te van a encantar.




Un día hablando con un amigo me decía: Alberto este año que empieza voy hacer esto voy hacer aquello, y yo decía de verdad que tiene el ánimo que todos necesitamos, pero ¿saben qué? Dijo hacer tantas cosas que al final no hizo ninguna.

A finalizar cada ano hacemos una lista de metas y objetivos, y lo hacemos bien bonito, muchas veces lo ponemos en un cuaderno o en nuestro cuarto y cuando pasa ese año ¿que hicimos? Nada ¿Por qué?… Por esto, por  aquello, por fulanito, por mi tío, realmente no pude…

Excusas, excusas y más excusas. Cuando le pregunte porque no había hecho ni una de las tantas cosas que me mencionó me dijo tantas cosas absurdas que yo en mi mente solo decía: excusas, excusas y más excusas. Al final de la conversación le dije: tú tienes todos los recursos necesarios y hay personas menos afortunadas que tú que han logrado cosas increíbles.

 Ahora adivinen cual es el mal de no querer prosperar. Se llama “las excusas”. Desde que las excusas salieron a la luz, todos tenemos la excusa perfecta para todo. Si llegamos tarde a trabajar fue  por el tráfico, si llegamos tarde a una cita fue porque los niños no nos dejaron y así sucesivamente.

Oye despierta, ¡ya no más excusas! quita realmente todo lo que te este impidiendo llegar a esa meta, no pongas excusas  ante los grandes desafíos que tienes enfrente ti, no pongas excusas a grandes responsabilidades que están sobre tus hombros, no pongas más excusas a la hora de superarte,

Cuanto tengo retos y enfrento grandes desafíos en lo personal siempre pienso si otros pueden yo también. Hace varios años atrás enfrente un gran desafío y fue de llevar a cabo mi propia compañía. Tuve sobre mis hombros una gran responsabilidad de enfrentar grandes retos, y a mis 25 años me llene de valor y salí a luchar por ese gran sueño. ¿Excusas?, todas las excusas venían a mi mente: no tengo tiempo, no soy capaz, soy una persona tímida que no voy a saber hablar con clientes, mejor me quedare en la casa, mejor hare otra cosa más fácil, mejor estudiare otra cosa mejor y todos esos pensamientos estaban en mi cabeza.

Un día llegando a casa me enfrente a esas excusas y como siempre digo, tengo dos opciones: o hacerlo ya o de una vez,  pero de que lo hago lo hago. No le di cabida a esos pensamientos que hacen poner las excusar sino mas bién aprendí de que si otros pueden ¿por qué yo no?

Hoy en día enfrentar desafíos se ha vuelto para mí un hábito, día tras día Dios te dará las fuerzas, las habilidades para poder hacer todo lo que te propongas. Si me preguntas que ha sido la diferencia en tu vida, te diría Dios, yo solo no puedo  hacer nada. Pero en mi mente siempre esta su escrito que dice “todo lo puedo en Cristo que me fortalece” y todo es ¡todo!.

No hay algo que tu no puedas hacer, cuando apartas las excusas te darás cuenta que si lo pues hacer.

Así que levántate y sal a comerte el mundo que las personas exitosas son personas proactivas,  no tengas miedo de estar en grandes respetabilidades nunca te des por vencido.

Hoy en día cuando alguien comenta que no tiene tiempo ¿en realidad le crees? A mí me cuesta trabajo pensar que esto es posible ya que, aunque no le interese, todos podemos hacer lo imposible para sacarle al día 28 horas. Lo mismo con las redes sociales, ya que todos tenemos un minuto para enviar un tuit o actualizar el estado de Facebook.

Todo emprendedor debe tener la habilidad del manejo del tiempo,

Las excusas han formado parte de nuestro día a día. Las utilizamos constantemente para escapar de situaciones en las que no nos queremos encontrar o a las que simplemente tememos enfrentarnos, pero existen varias maneras de eliminarlas y una de ellas es siendo honesto:

Lo primero que debes saber es que una excusa no es más que una mentira. Cuantas más excusas fabriques, más sencillo te será hacerlo. Del mismo modo que la mentira, una vez que comienzas a decirlas se vuelve más sencillo repetir el hábito, pero lo mismo ocurre con la verdad. Si no quieres salir con tus amigos no lo hagas, pero no mientas al respecto. ¿No preferirías que tus amigos fuesen sinceros contigo? ¿Quién más sino ellos?

Utiliza tus capacidades, tiempo y recursos para hacer lo que te sea más importante y significativo. Deja de acceder a hacer cosas que no te interesan. Si la persona o el proyecto en el que te encuentras no te entusiasman o te hacen feliz, no pierdas tu tiempo. Haz un listado de las cosas que verdaderamente disfrutas y hazlas.

Las excusas comienzan a surgir cuando no has terminado un proyecto y la fecha límite se acerca. No importa el tipo de metas que te plantees (ejercitar, terminar un proyecto, tomar más agua…) lo que si intenta es que sean realistas. Nadie disfruta del fracaso, por lo que cuando no logras tu meta es probable que crees una excusa para lidiar con ello. Establece metas pequeñas para que te sea más sencillo alcanzarlas.

Posponer es otra manera de crear excusas. Intenta hacer las cosas ahora, si hay algo que debes hacer, hazlo. Una vez que finalices la tarea, las excusas ya no serán necesarias. Habrá cosas para hacer que no quieras hacer. Necesitas sobreponerte y hacerlasLuego sentirás una sensación de logro fabulosa.

Te recomiendo que leas: ¿Tienes miedo?, hazlo con miedo. Esta lectura te dará una mejor perspectiva de como enfrentar tus temores.

El optimismo no es algo tan sencillo de poner en práctica. Puede que te levantes de buen humor  pero al tiempo que llegas al trabajo ya lo has perdido. No dejes que el clima o el tránsito te desanimen. Si sientes que pierdes la paciencia, toma un respiro y piensa en algo que te haga olvidar los problemas. La sonrisa aliviana el humor y te hará sentir mejor y más motivado.

¿Te gustó el tema? Entonces  te invitamos a que comentes y lo compartas con tus amigos, también para que te suscribas a esta página web para que día a día veas nuestro contenido positivo y alentador para ti.

HAS CLICK AQUÍ y suscríbete!

LECTURA RECOMENDADA: “La casa que has construido”

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *