Decisión base: del apuro solo queda el cansancio

Desición base: Listo, tomada la decisión mañana nos casamos, ¿pero si todavía no nos conocemos bien? Tenemos un mes conociéndonos, eso es suficiente, esta bien, acepto. Ese día al comentarle la noticia a sus padres, Estefanía y Hugo estaban muy contentos no sabían a donde iba a parar esta locura, pero estaban listos para vivirla.



Como estaba planificado al mes se casaron y comenzaron a vivir juntos, como tenían buenos ingresos económicos decidieron abrir un negocio entre los dos, no había pasado un año cuando ya estaban casados y con negocios juntos, esta pareja sentía que podía comerse el mundo. Sin embargo, ese fin de semana se les fue notificado que no podían tener hijos.

Al recibir esta noticia a los 4 meses de casados, decidieron que debían separarse por el bien común, esta decisión los movió de su piso soñado donde todo estaba bien, pero como no fundamentaron las bases del edificio en la primera tempestad se derrumbó. Un matrimonio soñado decía Estefanía al empezar, siendo una decisión apresurada sin medir las consecuencias.

Decisión apresuradas: 

decisiónLa vida en ocasiones te deslumbra, tanto que puedes llegar a pensar que es la oportunidad de tu vida que no puedes desperdiciarla, esto no solo sucede en el matrimonio, también en los trabajos, negocios o hasta en la iglesia, sin embargo, no se te olvide para muchos lo bueno es lo desconocido, pero ¿hasta cuándo será desconocido?

Cuando nos involucramos con las cosas al poco tiempo dejan de ser desconocidas, puede que lleguen a ser tan conocidas que conozcas cada uno de sus movimientos, sin embargo, siempre encontraras algo que no habías visto.

No te precipites por emociones, existe una línea muy delgada entre la razón y la emoción, si aprendes a manejar tus sentimientos y decidir en base a la razón acompañado de la emoción, tomaras mejores decisiones y formaras mejores bases en tu edificio.

Recuerda que cada día tiene nuevas aventuras y nuevas cosas que descubrir o redescubrir, permítete vivir la aventura de una montaña rusa de emociones, pensamientos y decisiones, no se te olvide lo que dice Mateo 6:34 “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”.

Psic. Simoné Armella
@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *