¿Pasión o fidelidad? a veces tienes que decidir

Pasión: lo que nos hace sentir increíbles. Cuando empecé a tocar flauta transversa, jamás pensé por las cosas que tenia que pasar, fueron años de estudio, dedicación, pasión y entrega, en ocasiones llegué a pensar que iba a ser mi carrera profesional, amaba mi instrumento tanto que podía pasar horas ejecutándolo y jamás me cansaba.



En una ocasión después de tres meses de ensayo nos menciona el director que vamos a tocar con el Maestro Dudamel, pero que la fila de flautas se reduciría a los mejores ejecutantes, todos empezamos a ensayar día y noche, hasta el examen de prueba, en esa ocasión luche por mi pasión hasta el punto de que mis dedos dolían de tanto practicar.

Pasión: no hay por qué negarlo

pasión o fidelidadPor gracia de Dios quede entre la fila que iba al concierto, pero justo ese día mencionaron que los que quedaban debían ensayar un día antes de la presentación, y adivinen ¿qué día me tocaba ensayar? El día Sábado, me sentí entre la espada y la pared, estaba mi pasión y mi fidelidad, realmente no sabía qué hacer.

Sin embargo, al salir del ensayo le dije: director no puedo ensayar el sábado, si de eso depende mi presentación no podre tocar, el me sonrió y me dijo: ¿Usted es la chica adventista no? Déjeme decirle que si no ensaya no se presenta y punto.

Paso el sábado del ensayo, y el domingo estaba de primera en el estadio donde nos íbamos a presentar con mi flauta confiada de la voluntad de Dios, todos subieron a ensayo y yo me quede esperando, debo confesar que en ese momento dude, pero dije: bueno Dios pedí tu voluntad, al terminar de decir eso el director llego detrás de mi y me dijo: aquí está tu chaqueta sube que vas a tocar.

Puede que un día te toque elegir entre tu pasión y tu fidelidad, pero justo en ese momento ¿Qué decidirás? En la historia Dios sorprendió de manera maravillosa contestando a la fe de su hijo como lo dice en Mateo 25:21 “Su Señor le respondió: ¡hiciste bien siervo fiel! En lo poco has sido fiel, te pondré a cargo mucho más, ¡ven a compartir la felicidad de tu Señor!

Hoy recuerda que pase lo que pase y por encima de todo esta tu fe, el enemigo siempre esta al acecho, esta en ti si decides prestarle atención o mantenerte firme a tu decisión de seguir al Señor.

Psic. Simoné Armella
@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *