¿Castigo o desición?

Castigo: Al caminar por la vida pasamos diversas situaciones, hasta es posible que reneguemos de nuestra existencia, Mariana era una chica educada de buena familia, estudiada, el estereotipo que muchas madres quisieran para sus hijos, pero ella estaba enamorada de un muchacho que no le correspondía, en una ocasión me dijo Dios me está castigando.
Desactivar para: inglés



¿Por qué te castiga? Fue mi primera pregunta, bueno porque oro y oro por ese chico y lo único que recibo es un no, sabes yo me le acerco lo miro en la universidad, pero él ni siquiera voltea a verme, una sola vez me ha hablado y me dijo: tu eres rara no comes cochino.

Castigo o decisión ¿Por qué a mi?

castigo¿No crees que Dios te esta cuidando? La verdad no, siento que no me deja hacer lo que quiero, un año después volví a ver a Mariana con la cara abajo me dijo: me salí de la iglesia, estoy en estado, ojalá hubiese hecho caso a Dios.

En ocasiones vemos el NO de Dios como un castigo, podemos decir solo a mi me dice que no, siento que a veces esta tan ocupado que no me escucha, o podemos llegar a pensar me esta castigando porque es malo, ¿quizás no seas tu quien esta viendo lo malo? ¿Dios sabe los deseos de tu corazón? ¿es un padre castigador?

En Job 5:17-18 nos dice: “He aquí bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga, por tanto, no menosprecies la corrección del todo poderoso, 18 porque él es quien hace la llaga y el la vendara; el hiere y sus manos curan”. No menosprecies su corrección como lo hizo Mariana, porque quizás Dios te esta guardando de una desgracia.

¿Saben que me causa mayor impresión de este versículo? Cuando dice el hiere, pero venda la herida, ¿tu crees que si fuera un padre castigador lo haría? El es un padre que te ama y aunque te muestre el mal, pero tu decidas ir por ese lugar, Dios igual te va a acompañar en las consecuencias de tus actos, secará tus lagrimas y vendará tu herida.

Mariana, aunque sabe que se equivoco y que es posible que sienta que su hijo es un castigo, Dios le advirtió lo que pasaría, pero ella es libre de decidir, aunque no fue la mejor decisión, Dios como su padre amoroso está ahí para cuidarla, no esperes que te sucedan las consecuencias para entender las señales, se precavido y acepta el castigo si sabes que decidiste cometer el error.

Psic. Simoné Armella
@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *