Codicia: es muy fácil sucumbir ante ella

La codicia se puede hacer presente en cualquier ámbito de tu vida. Vivo con mis dos mejores amigos de infancia, en ocasiones hemos discutido, hasta nos peleamos con golpes, sin embargo, yo se que cuento con el y el conmigo, esa era la frase que constantemente Ramón repetía.



Un día al salir del trabajo desesperado por falta de dinero me dice, mi amigo José vive metido en un casino, casi siempre apuesta y gana, tengo ganas de ir para probar, ya no puedo mas con las deudas, además el siempre me dice que soy un miedoso porque no juego, es hora de demostrarle lo contrario.

Codicia: los vicios de la amistad

codiciaAsí con este simple juego de amigos, empezó una vida llena de vicios para Ramón donde conjunto con su amigo José no salían del casino, apostando y apostando para intentar ganar. ¿No crees que ahorrando el dinero que apostaba podía pagar sus deudas?, ¿Por qué recurrir a maquinas de azar cuando tienes a tu lado al Todopoderoso para luchar tus batallas?

En esta ocasión Ramón empezó a jugar para estar bien con su grupo de amigos, pero también por la codicia de tener más dinero y salir de deudas con la mayor premura, sin embargo, la biblia nos dice: “Guárdense de toda suerte de codicia” (Lucas 12:15).

Las amistades pueden edificarte o destruirte, porque en ocasiones pueden moldear tu carácter cuando estas débil ante la situación emergente, rodéate de personas que en tus momentos de debilidad te apoyen y fortalezcan tus valores, no que te impulsen a colocarlos en tela de juicio.

Hoy ten la plena seguridad que lo que eres hasta hoy ha sido una decisión que tu tomaste, pero, así como puede ser lo que quieres ser, puede que el darte cuenta que no lo eres te ayude a salir de donde estas, pero no se te olvide nunca que los amigos que elijas serán quienes te recordaran lo que eres en tiempos de dificultad.

Psic. Simoné Armella
@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *