Amigos: hermanos para toda la vida

¡Hola! ¿Cómo te llamas? Alejandro ¿y tú? Sofia, con estas simples palabras el primer día de clases se conocieron, jamás pensaron ser tan amigos, pero pasaban los días, se convertían en años y ellos sin pensarlo se volvieron inseparables, casi como hermanos.



hermanosConocí a Sofia en un mercado y la escuche diciendo poso pero no se comprar eso, me acerque y le dije: ¿puedo ayudarle? ¿Qué necesita su esposo que compre?, ella me contesto: no es mi esposo, es mi mejor amigo, lo que pasa es que en bachillerato nos casaron en clase de biblia.

Justo en ese momento me sorprendí y le pregunté: ¿Cómo que los casaron? Si en clase de biblia nos enseñaban como tener un hogar y nos daban muñequito que debíamos cuidar como esposos, desde allí el y yo nos volvimos inseparables, pase lo que pase el siempre esta, cuando lloraba, cuando estaba alegre, en mis eventos, siempre apoyándome, yo a el con sus novias y el a mí, tanto que hoy en día mi novio es su mejor amigo, de verdad el para mi mas que un amigo es mi hermano. La biblia nos enseña que Dios nunca nos va a dejar solos, aunque creamos que no tenemos hermanos de sangre, él nos envía ángeles de amigos que con los años se vuelven hermanos.

Hoy es un día donde le escribo a esas personas que tienen un amigo así como Sofia; un amigo es quien te apoya en las buenas y
en las malas, quien te dice lo que no es correcto, pero te acompaña en el camino si es necesario solo para levantarte de la caída.

Agradezcamos a Dios por los amigos, son una muestra valiosa del amor de Dios en nuestra vida, son una familia que la vida nos regala y una bendición que Dios nos obsequia.

Psic. Simoné Armella
@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *