Amigos que no son verdaderos amigos

Agradece y retribuye 

Cuando conocí a José me sorprendí al ver su nobleza y su mirada de tristeza, no sabia como explicar que era lo que le estaba pasando, pero sus amigos lo habían traicionado, esta vez no era solo una traición personal sino algo laboral que había hecho que lo bajaran de la posición que tenia en su estructura organizacional.

Nos tomamos un café y me contó, cuando entre a trabajar aquí muchos currículos me enviaban a diario, sin embargo, yo no les prestaba atención, mi mirada estaba centrada en ingresar a mis amigos, así me sentiría más cómodo para trabajar y quizás lograríamos elevar las ventas.

Amigos

Amigo
Leamos este versículo en voz alta antes de continuar esta historia
“¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿o
tenemos necesidad como algunos de cartas de recomendación para
vosotros o de recomendación de vosotros?” 2 Corintios 3:1

Sin darse cuenta José estaba exponiendo su trabajo a la actitud de
sus amigos frente al mismo, tal fue la experiencia que la cafetería
se vino abajo, las ventas disminuyeron y al regresar los dueños, se
pararon frente a José y le dijeron: ¿Qué paso? Tu eras el encargado,
el con la mirada baja solo dijo: Lo siento me equivoque.

Quizás te sientas identificado con José, pero lo que no estas notando es que existen amigos que dicen ser tus amigos pero que no valoran los actos que haces por ellos, ¿no crees que si la actitud frente al trabajo de sus amigos fuese la adecuada las ventas hubiesen aumentado? ¿Cómo actúas frente a las oportunidades que se te presentan en la vida?

Hoy valora lo que la vida te coloca, si tus amigos son capaces de arriesgarlo todo por ti, se agradecido y retribuye su confianza en hechos, no expongas a quien te tiende la mano, manifiesta tu cariño frente a esa persona y se una persona ejemplar, porque tu ejemplo está en los cielos.

Psic. Simoné Armella
@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *