Ser independiente implica soñar

Su historia puede no ser la tuya

Hijo me puedes ayudar a cocinar, hijo arréglame el baño, hijo necesito que me saques dinero del banco, hijo ¿para dónde vas? Yo te necesito para que me ayudes. Historias como estas escucho muy a menudo de madres que quieren retener a sus hijos, no quieren que se vayan, sienten que al irse una parte de ellas muere, y saben que es lo mas cumbre de la situación que dejan a un lado a sus parejas por aferrarse a sus hijos. Independiente.




En una ocasión Manuel me contó su historia, decía que cada ves que intentaba hacer algo nuevo en su vida su madre decía que se iba a morir, alguna enfermedad salía de la nada y tenia que hospitalizarla, el joven tenía 22 años seguía un circulo sin retorno de relaciones inconclusas, era inestable emocionalmente y de poca firmeza en sus decisiones, todo por no contradecir la decisión de su madre.

Independiente

Es necesario destacar en esta historia que cuando crecemos física, emocional y psicológicamente empezamos a decidir, crear y soñar; es difícil dejar atrás a las personas que nos acompañaron durante nuestra infancia, pero si ellos no hubiesen tomado la decisión en su vida de ser lo que querían ser ¿crees que tu estarías en este mundo y con esa familia?

independienteLos padres son base y pilar de nuestra vida, con ellos aprendimos, nos caímos, levantamos y seguimos el camino; no los dejes a un lado por tus decisiones, pero no permitas que dependan de ellos, porque cuando tengas su edad quizás te arrepientas por haberte equivocado.

Apostar por nuestra verdad puede no ser fácil, sin embargo, cuando veas en un futuro los frutos te sorprenderás de como Dios guio tus pasos y te llevo al camino correcto con huecos, tierra, asfaltos deteriorados, entre otros, pero será el camino que te lleve a la felicidad interna y externa. No te olvides de esto: “Mas busca primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33)

Levanta tu cara, no permitas que decaiga, mantén tus decisiones tomadas previamente en oración y comunicación con Dios, recuerda que las historias de tus padres pueden revelarte una puerta del camino, no obstante, la ruta y el mapa lo escribes tú.

Psic. Simoné Armella

@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *