Las manos de la esperanza

Espera, Acepta y Agradece

Existe una fundación de jóvenes que ayudan a las personas del Estado Delta Amacuro, mi mejor amiga es parte de esa agrupación y en una ocasión me conto que ese era un lugar mágico, lleno de personas con esperanza y alegría. Esperanza.




En ese momento sorprendida le pregunte ¿Cómo personas pueden mantenerse felices cuando no tienen insumos médicos para sanarse?, Ariana me respondió: son personas que no pierden la fe.

esperanzaMuchas veces pensamos que nuestras necesidades nadie las conoce, que nadie escucha nuestra problemática, pero ¿estamos listos para recibir las bendiciones de Dios? Si, te hago esta pregunta porque en ocasiones Dios envía la ayuda y como quizás no es como la esperábamos no la aceptamos.

En diversos momentos decimos Dios envía comida, El té responde y envía a una persona con la que no te llevas muy bien para ofrecerte de comer, pero como es esa persona no lo aceptas y sigues Dios dame de comer.

Espera, acepta y agradece son tres pasos que te ayudaran en momentos de dificultad, espera la respuesta, acéptala, aunque no sean los medios que esperabas y agradece que Dios escucho tu oración.

Esperanza

Salmos 107:28-30 nos dice: “Entonces en su angustia clamaron al SEÑOR y El los sacó de sus aflicciones. Cambió la tempestad en calma y las olas del mar callaron. Entonces se alegraron porque las olas se habían aquietado, y El los guió al puerto anhelado”

El Rey de Reyes está esperando tu oración y tu petición para llevarte a puerto seguro, no temas acercarte en oración, pero nunca se te olvide: “Espera, Acepta y Agradece”, es la clave para una respuesta.

Psic. Simoné Armella

@soysimotiva

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *