Te necesito

Eres importante pero no determinante

El juego de amar tiene diferentes caras y expresiones, para muchos es un estar, para otros un deber y para algunos una necesidad, ¿desde donde estas amando? Un día a la consulta llega una mujer joven, de cabellos negros y blanca como un papel, le pregunte como estaba y me dijo: ¿cómo quieres que este?, me estoy muriendo. Te necesito

Te necesito comenzó a llorar, respiro y luego me contó: mi novio me ha dejado, no se que hacer sin el lo necesito para vivir, sin el no se que voy a hacer, me quiero morir. ¿Cuántas veces has colocado tu vida en un hilo que depende de otro si se revienta o no?, eres una persona única que Dios creo y formo por individual, puedes vivir sin alguien, puedes vivir sin apegos.




Existen apegos que necesitan el contacto permanente de la persona amada o se sienten que están en peligro, manteniendo una emoción de temor, vacío y obsesión. Esto, puede terminar siendo enfermizo donde una de las personas se sienta dueño de la otra.

Te necesito

En las relaciones de amor, al principio todo se vuelve entorno a esa persona, por lo menos el primer año, esto por el sentimiento predominante llamado enamoramiento, sin embargo, es el momento perfecto para marcar limites, donde ambos deben tener espacios de esparcimiento y diversión, confiando el uno en el otro.

Si en tu primer año de relación notas agotamiento o que no puedes hacer nada solo, ¡despierta! Es posible que se este convirtiendo en un apego sin darte cuenta, marca limites y espacios, permítete ser feliz con esa persona y sin ella, prepárate para su perdida física o emocional; como dicen los abuelos “quien se prepara para la batalla esta listo para la guerra”.

Hoy sal con la disposición de amar y de amarte, no te dejes de lado por un amor desmedido que te hará daño, no se te olvide que “El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso. No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor”. (1 Corintios 13:4-5)

Psic. Simoné Armella

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *