Ya es tarde

Solo una vez

Ya es tarde: Existen cosas que solo pasan una vez, en una ocasión José me dijo: “Como paso una vez no pasan dos”, me detuve a pensar y recordé la historia de Martha, ella era una amiga de la universidad, una de las chicas más inteligentes del salón, era impresionante ver sus notas y su rendimiento académico, pero en la elección de pareja era curioso ver su vida pasar.

tardeTodos los días la veía llegar con un lazo colgar, pero me preguntaba porque se coloca ese lazo en la cabeza si ya esta en la universidad, un día me la encontré en el transporte y me dijo: quisiera ser como tú, para ti es más fácil que un chico te preste atención, mírame a mi tengo 25 pero, nunca he tenido un novio, me pongo cosas para llamar la atención y a nadie logro levantar.

Ese día me contó su historia, ella es una joven cristiana y fiel orante de Dios, su mejor amigo leo un día le confeso su amor, pero ella decía es mi hermano, no podemos tener nada, y delante de Dios en la iglesia le dijo que no, esa noche en oración dijo: pero bueno Dios, ¿tanto te he pedido un novio y me mandas a leo mi mejor amigo? ¿Estás loco?




Después de esa oración durante años Dios le mostró que ese era su amor y lo dejo pasar, hoy leo está casado y Martha sigue llorando, ella lo busco, pero el día que lo busco el le contesto: Las cosas no pasan dos veces y ya tengo mi amor.

Tarde

¿Cuántas veces Dios te ha hablado y no lo has escuchado? ¿Por qué si le pides con fe te niegas a escucharlo cuando te responde? Escuchar la voz de Dios no es fácil, sentir su respuesta tampoco, pero, si le haces una petición ten la seguridad de asumir las consecuencias de su respuesta, puede que hoy no la entiendas, pero mañana sí.

Hoy recuerda en tu oración dar gracias por sus respuestas y aprender con sabiduría a escuchar sus respuestas; “Tú llamarás, y yo te responderé; anhelarás la obra de tus manos” (Job 14:15)

Psic. Simoné Armella

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *